Los Puntos - Tierra Cristiana



Muchos años en la música y haciéndol realmente bien, en "La vida en sonidos" de nuevo "Los Puntos", ya estaban con:"Feria", "Llorando por Granada" , "Cuando Salga La Luna" , "Esa Niña Que Me Mira", "Magdalena" y "Viejo Corazón", hoy le cantan a quien se tuvo que ir de tierra tan bella, el título es "Tierra Cristiana", sepamos de ellos: son un grupo almeriense de Cuevas de La Almanzora compuesto por Pepe Grano de oro ( voz , guitarra y compositor), agustín Flores (batería), Andrés Bravo (guitarra), y Jose Antonio Martínez (teclados), se van, al poco Flores y Bravo y entra Joseé Belmonte (bajo), entra luego Eduardo Sánchez-Manzanera (teclados), y Jose Pérez Sánchaz (guitarra y voz), yéndose Martínez y Grano de Oro, como los grupos de fuera, también tienen sus cambios, el tema que ya está en blog es considerada una de las joyas del Pop de este país es su "Llorando Por Granada", retomaron las grabaciones en 2001, ahora el grupo está compuesto por Pepe Grano de oro (voz, guitarra y composición), Juan Roque Cano Pérez (guitarra y voces), José Belmonte Uribe (bajo), Francisco Caparrós Millán (teclados y voces) y Pablo León (batería), ser felices

Letra de "Tierra Cristiana":Boabdil se fue llorando pro aquella tierra cristiana que amaba, sr felices

Antes de abrir el día con su luz,
puedes oír decir su último adiós.
Tiembla al hablar, tristeza hay en su voz.
Tanto dolor le rompe el corazón.

Hay al final, camino ya del mar,
como quien va y no ha de regresar.
Así se fue, volviéndose hacia atrás.
Alguien lo vio como a un niño llorar.

¡Ay de mi noche, mi luna, ay de mi mañana!
¡Ay de mi valle, mi mora, ay de mi alcazaba!
¡Ay de mi raza de llanto bañada!
¡Ay de mi Sierra Nevada!

¡Ay mi mezquita cansada de voz apagada!
¡Ay de mis álamos grises, ay de mi agua clara!
¡Ay de Jaén, de mi Córdoba llana!
¡Ay de mi tierra cristiana!

El cielo está oscuro y sin su azul.
Es el final, Alhama se rindió.
Cansado va, ni aliento hay en su voz.
No hay solución y él bien lo sabe ya.

Habrá un lugar en donde abrasa el sol
para olvidar tanto como dejó.
Mas no podrá, y sin quererlo o no
se ha de escuchar entre sueños su voz.

¡Ay de mi noche, mi luna, ay de mi mañana!
¡Ay de mi valle, mi mora, ay de mi alcazaba!
¡Ay de mi raza de llanto bañada!
¡Ay de mi Sierra Nevada!

¡Ay mi mezquita cansada de voz apagada!
¡Ay de mis álamos grises, ay de mi agua clara!
¡Ay de Jaén, de mi Córdoba llana!
¡Ay de mi tierra cristiana!

¡Ay de mi noche, mi luna, ay de mi mañana!
¡Ay de mi valle, mi mora, ay de mi alcazaba!
¡Ay de mi raza de llanto bañada!
¡Ay de mi Sierra Nevada!